Envasado monodosis en sobres para salsas, ideal para el take away

Durante los últimos años la industria alimentaria ha avanzado muy rápidamente y con ella, el consumo de los propios alimentos.
Estos factores han hecho que cada vez sea más necesario un envase monodosis.

Uno de los grandes ejemplos es el mundo de las salsas. Nuestra sociedad avanza cada día más hacia la cultura del take away. El ritmo de vida de la sociedad contemporánea y la situación sociosanitaria, nos lleva a buscar un envase de uso único e individual.

El formato monodosis es cada vez más habitual en bares y restaurantes, y se están dejando de utilizar grandes formatos como podrían ser los botes de salsas como el ketchup, soja, mostaza... La tendencia es proporcionar al cliente la cantidad de salsa necesaria, repartida en uno o varios sobres individuales.

Además, el fenómeno take away hace imprescindible utilizar este tipo de envases. Ya que, ayuda a disponer de manera individual de la dosis idónea, y así, poder llevar y complementar la comida, sea en casa, en el trabajo o en el exterior.



Aspectos a tener en cuenta para envasar en monodosis

Para un packaging monodosis es necesario tener claro diversos factores sobre el producto a envasar como:

  • Viscosidad (en productos líquidos y pastosos).
  • Densidad (en productos líquidos y pastosos).
  • Granulometría (en productos en polvo y granulados).
  • Dosis necesaria a envasar (cantidad de g o ml).

 

Los productos más comunes en el sector alimentario para envasar en monodosis

Los productos alimentarios más habituales envasados en formato monodosis en envasado flexible son:

  • ketchup
  • mostaza
  • mayonesa
  • soja
  • salsa barbacoa
  • aceite
  • vinagre
  • vinagreta
  • salsa de tomate
  • salsa pesto



Tipos de packaging monodosis más habituales para el envase de salsas

El envasado en formato sachet y stickpack son una buena opción a la hora de envasar estos productos. Ambos son un tipo de envasado flexible que ofrecen una gran fiabilidad.

Ambos envases son ligeros y resistentes. Escoger entre uno u otro dependerá de las preferencias del cliente, basándose en aspectos como podría ser la tipología del producto, la medida deseada para el envase y su sistema de apertura.

A continuación un breve resumen de las características más destacables de ambos envases:

  • Sachet: sobre de 4 soldaduras. Acostumbra a tener una forma rectangular. En la gran mayoría de productos alimentarios es la forma más común, ya que dispone de más superficie para plasmar campañas de imagen, publicidad y marketing.

  • Stickpack. Sobre 3 soldaduras. Su forma suele ser alargada y estrecha, aunque también existen de forma rectangular. Con relación al sachet es necesario un 33% menos de film para fabricarlo.

Artículos relacionados:

Maquinaria vertical para envasar sachets

En la industria del packaging encontramos una gran variedad de formatos para envasar en monodosis. ...

Leer más »

Máquinas de envasado de sachets para el sector lácteo

La sociedad actual nos lleva cada vez más al consumo de los productos en formato monodosis, un...

Leer más »

4 soluciones para envasar en stick pack monodosis

En el mundo del envasado encontramos muchas tipologías de envases, y el mundo del envasado...

Leer más »